¿Porqué Costa Rica nunca será un país desarrollado?

1 10 2010

Se dicen muchas cosas, que el crecimiento del producto interno bruto, que los índices de competitividad, que la calidad de educación, que la baja productividad, que la infraestructura, ….

Pero no hay cosa más determinante para que un país alcance el tan ansiado desarrollo que la cultura. La cultura es la forma en que vemos al mundo y a nosotros mismos, el significado de las cosas, los valores positivos y negativos.

La cultura está en la actitud y la forma de hacer las cosas. Es el tiempo que tardamos en tomar una decisión y como la tomamos. En los parámetros que utilizamos para valorar las cosas.

¿Entonces que cultura necesita Costa Rica para salir del subdesarrollo?

Una cultura que valore el orden y la disciplina, que además tenga muy en cuenta el respeto y la tolerancia en cada uno de los aspectos de la sociedad, que sea más rígida y exigente con el estudio y el trabajo.

Estas cosas llevan a una alta competitividad, una alta productividad, una sociedad de bienestar, y en definitiva, a un país desarrollado. Estoy convencido de que en Costa Rica no tenemos nada de eso.

Nuestra cultura del “Pura Vida” es poco exigente, tolera la incompetencia y favorece la corrupción. Los Costarricenses somos demasiado buenos y muy “dejados”. Permitimos que nuestros políticos roben y que las empresas no paguen los impuestos.

En lo personal estoy muy descontento con el ser Costarricense. Para que éste país crezca es necesario un cambio de visión en cada uno de nosotros.

En primer lugar tengo que decir que al menos yo trataré de ser mejor estudiante y mejor trabajador, más exigente con los servicios públicos y privados que recibo, crítico y proactivo al valorar las distintas situaciones que enfrento cada día y tener una moral inquebrantable.