Homosexualidad

23 02 2011

Tiempo atrás se estuvo planteando la necesidad de que se otorgaran ciertos derechos patrimoniales a las parejas homosexuales, lo cual hubiese representado un avance significativo en materia de derechos humanos, un ejemplo de respeto hacia las minorías en nuestro país, y un avance en la institucionalidad de Costa Rica.

En ese sentido hay organizaciones que respaldan esa línea de pensamiento, por ejemplo la “Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos” considera que el matrimonio es un derecho que asiste a todas las personas con independencia de su orientación sexual. En Costa Rica no se pretendía el matrimonio, sino el otorgamiento de algunos derechos civiles.

El orden jurídico debe ser conforme a las determinaciones sociales, si la sociedad actual es distinta, hay que realizar modificaciones a las leyes para reconsiderar nuevas formas de relaciones sociales. También se puede alegar el principio de igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, contenido ciertamente en la constitución política, artículo 33.

Los homosexuales son una minoría que debe ser protegida a través de la institucionalidad de un país que se jacta de ser democrático y respetuoso del estado de derecho, la protección se fundamenta en las distintas formas de discriminación que sufren los homosexuales en los barrios, en el trabajo, y en las calles.

Desgraciadamente el grupo político que gobierna en la actualidad, representado por Laura Chinchilla, tiene una visión conservadora del concepto de familia y ha enterrado este proyecto, a través de alianzas con autoridades de la iglesia católica, ante la mirada mojigata de muchos Costarricenses.

Hay formas de Cristianismo en el mundo que tienen una posición más abierta respecto a la homosexualidad, una de ellas es el Aglicanismo, que es una religión Cristiana, de corte protestante, que permite el ordenamiento de mujeres y homosexuales.

Cabe destacar que ésto no es el resultado de un grupo político, nunca es así, sino que ésto sucedió ante la mirada de los Costarricenses que no estuvimos muy interesados en hacer lo mejor para nosotros como sociedad.

Anuncios




10!

22 02 2011

Esa fué la nota que obtuve en el primer curso de la maestría, razón por la cual me felicito a mí mismo – Felicidades Félix – . Puede ser un error reducir y simplificar la experiencia y la dinámica del aprendizaje a una calificación, así que tengo que considerar otros elementos, uno de ellos es el impacto que tuvo ese conocimiento en mi crecimiento personal, en ese sentido el curso elevó mi criticidad al analizar cierta clase fenómenos de la realidad, reconsiderar las limitaciones del conocimiento científico, conocer el mejor camino hacia el desarrollo de los pueblos.

Otro aspecto es el ámbito profesional, creo que el conocimiento adquirido me hará un profesional de la ingeniería más íntegro y solidario, así que si consideramos esas dos cosas que acabo de mencionar, saque algo más que una buena calificación. Bueno, aún después de finalizado el curso, cuando he tenido tiempo, he retomado las lecturas, – es que son demasiado interesantes y constructivas – , y no puedo simplemente dejarlas ahí, pasar el tiempo y olvidar todo lo leído.

10!

El curso que empiezo la siguiente semana plantea nuevos retos, así que necesitaré más orden y disciplina, paciencia y mesura, así como proactividad e iniciativa. La disciplina es necesaria para saber fijar los tiempos de estudio durante la semana y respetarlos, paciencia, pues no se trata de querer hacerlo todo al mismo tiempo, mesura para poder enfrentar positivamente los obstáculos que seguramente se presentarán, proactividad e iniciativa para ir más allá, no quedarme con solamente lo visto en clase, y hacer siempre un poco más de lo solicitado por el profesor.

Lo bueno por ahora es que me siento muy motivado y feliz 🙂, no se me está haciendo díficil realizar los pagos bimestrales, tengo el tiempo necesario para asistir a las clases y cuento con el apoyo necesario de colegas y familiares. Todo ésto es congruente con la meta que me había planteado a finales del año pasado (Véase Objetivos para el siguiente año.)