Metas, pasos y sacrificios

10 01 2011

Anteriormente expuse mis metas para el presente año. Definir los objetivos, metas o propósitos para el año que recién empieza es una práctica sana y positiva. Pienso además que no sólo deberíamos definir metas en el aspecto económico, material o profesional, deberíamos definir metas en el plano emocional y afectivo. Por ejemplo, una meta muy constructiva y general sería poder mejorar las relaciones con los amigos y familia. Las relaciones personales nos pueden hacer mucho más felices que cualquier logro económico o profesional que podamos tener en el futuro, y miren que positivo, no requiere ninguna inversión y tampoco mucho tiempo, si no voluntad y amor.

Además no basta con hacer una lista y pegarla en el dormitorio, hay que definir los pasos necesarios para alcanzarla. En mi caso particular, para poder cursar la maestría requiero ajustes en mi presupuesto, algunos pueden resultar dolorosos, pero el resultado a largo plazo, pese a esos pequeños sacrificios bien vale la pena.

Las metas hay que tenerlas presente siempre, no hay que olvidarlas, sería bueno sentarse y recordarlas de vez en cuando, eso nos hará ver cuanto hemos avanzado y cuanto nos hace falta para llegar a la meta. Algo positivo de definir una meta, establecer los pasos para alcanzarla, y finalmente obtener los beneficios, es que al final de todo el proceso nos sentiremos mejor con nosotros mismos, nos sentiremos más capaces, y posiblementes habremos mejorado nuestro autoestima.

Todos somos capaces de muchas cosas, pero lo que le hace falta a muchas personas es la actitud positiva y emprendedora. Hace unas semanas encontré a un compañero decir “Hay algunos que nacen con estrella y otros que nacemos estrellados”. Yo me quedé callado, pero pensé que la idea de que por alguna razón cósmica el universo conspira contra tu desarrollo es justamente lo que provoca que no hayas obtenido los resultados que pretendías.

Indudablemente hay personas que nacen con más posibilidades que otras, pero también hay personas que a través del esfuerzo y la persistencia han logrado grandes hazañas. Así que no busquemos limitaciones y encontremos oportunidades.

Anuncios




Experiencias en Roma Nº 1

10 01 2011

Ya hace más de un mes que estuve en Roma. Esta famosa ciudad está ubicada en el sur de Italia. Por cierto el sur de Italia es en general menos desarrollado y fué algo que me pareció muy notorio durante los días que estuve ahí. Me hospedé en un pequeño hotel a escasos 200 metros del Vaticano, sólo hacía falta sacar la cabeza por la ventana para ver la Basílica de San Pedro.

Italia

El boleto costó barátisimo, el avión salió de Barajas y llegó al Fiumicino, en alrededor de una hora, si mal no recuerdo. Lo primero que noté es lo sucia y desordenada que es la ciudad, algo que no esperaba en un país desarrollado. Para llegar al centro de la ciudad había que tomar dos trenes, el costo del boleto por todo el trayecto era relativamente alto – alrededor de 8 euros -. Estaba advertido de que no era una buena idea tomar un taxi ya que es muy caro, además de que los taxistas se suelen aprovechar de los turistas.

Trenes de Italia

La gente me pareció muy amable. Había una señora en el tren que estaba viendo que estábamos algo desubicados y sin nosotros pedírselo, nos ayudó a encontrar la estación de tren en la que teníamos que bajarnos. Al bajar del tren, descubrí un paisaje triste y desolado, no había mucha gente en la calle, y las construcciones estaban algo descuidadas.

Desde que llegué a Italia noté que los precios eran más altos que en España y los servicios públicos, y en particular el transporte, de peor calidad. La línea de metro en Roma es muy sencilla, tiene dos líneas A y B. Las instalaciones están menos cuidadas que en Madrid y los tiquetes son más caros.

Dentro de Roma hay otro país llamado el Vaticano – seguro que ya lo sabían -. El Vaticano es minúsculo, el país comprende la basílica, los museos, y los jardines. El Vaticano es un lugar muy importante para el mundo católico y goza de independencia de Italia.

Lo primero fue averiguar que teníamos que hacer para saludar al Papa, después unos turistas nos dijeron que el Papa sale algo así como una vez al mes a saludar, y durante el presente mes ya había realizado su acto de presencia. El tipo es muy exclusivo y seguramente pasa muy ocupado haciendo negocios con la mafia.

En el Vaticano hay un gran negocio con las ventas de souvenirs, abundan las ventas tanto dentro de las instalaciones del Vaticano como en sus alrededores, pero … tengan cuidado! , muchos vendedores se aprovechan del turista extranjero y no le dan el cambio. Una muchacha de apariencia asiática pagó con 10 euros un souvenir de un par de euros y no le devolvieron el cambio, ella tomó el recuerdo, se dió media vuelta, y se fué. Seguramente por ignorancia en el conocimiento de la moneda. Yo pagué con cinco euros un recuerdito de 1.5 euros y después de un par de minutos de esperar el cambio, le hice una seña y me dió dos euros, le indiqué respetuosamente que faltaba dinero, y ahí me lo dió completo.

Me parece que lo más lindo de visitar otro país es tener la posibilidad de conocer otras formas de vida, otras formas de ver el mundo y de sentir las cosas. No tiene ningún sentido viajar para descansar y quedar con bonitos recuerdos, también se puede aprender y se puede analizar nuestra propia visión de mundo desde otro marco de referencia.